miércoles, 6 de diciembre de 2017

Promesas


Aznalcázar. Sevilla

9 comentarios:

  1. One hopes their dreams came true!

    ResponderEliminar
  2. Esperemos que duren, bien visto Joaquín, buen ByN.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Bien grabadas, para que el paso del tiempo no la puedan borrar....durará tanto sus promesas de amor?

    BEsos

    ResponderEliminar
  4. Y me pregunto ¿el árbol que culpa tiene?
    Me gusta el contraste importante.

    ResponderEliminar
  5. Yo conozco a uno que se tatuaba el nombre la novia que tenía, lo peor es que en tres años se tatuó tres diferentes y tatuando encima del anterior otro dibujo que lo tapaba. Este chico no es que estuviera muy bien, pero por lo menos se lo hacía a él...
    Buen blanco y negro Joaquín
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Yo también pienso que esos "detalles" en un árbol, son una salvajada. Eso no quita que la foto sea fantástica con unas texturas impecables.
    Un abrazo Joaquin

    ResponderEliminar
  7. Ojala ese sentimiento perdura en el tiempo...

    ResponderEliminar
  8. Aunque reconozco que marcar los nombres en un árbol es muy romántico, me da pena del pobre árbol que no pudo quejarse siquiera.
    Tu foto, preciosa.
    Besitos.

    ResponderEliminar